El premio y los desafíos

El Consejo Asesor de los Premios ETER comunica, después de una larga serie de debates y encuentros entre sus miembros, que decidió postergar la elección y la entrega de los Premios ETER para este año.

La decisión, adelantada en este sitio, se basa en el escenario artístico-profesional en que se encuentra la Radio respecto de sus posibilidades futuras. Y por cierto, en la situación laboral de muchos de los trabajadores que la componen. Despidos, atrasos en los pagos e incertidumbre por el futuro laboral. En un plano similar, la migración de audiencias en forma masiva de un medio a otro y el contexto político-comunicacional, que movió el panorama de forma relevante, enrareció ese clima dentro del medio. No lo esperábamos. Esto también nos planteó la necesidad de redefinir el concepto del premio en toda su extensión.

En estos once años de los Premios Eter quisimos premiar “todo” y lo hicimos. Premiamos a los que hacen la Radio de modo cotidiano, y a los que la hacen distinta; a los que trabajan en ella sin que nadie sepa quiénes son; a las revelaciones; a las emisoras alternativas; a las ideas más talentosas; a las más convocantes. Y también debemos reconocer que, precisamente por esta situación artística profesional, hoy la Radio se encuentra casi con las mismas propuestas de siempre, con nula o poca renovación de ideas y actores; con escaso crecimiento en sus audiencias, y con falta de ideas renovadoras debido, precisamente, a ¿diferentes? tipos de precarización. Influye el descuido y comodidad de sus administradores, de quienes la manejan, de los que la dirigen. Esta situación es la que nos desafía como Consejo Asesor, teniendo en cuenta que en sus 11 años de existencia los Premios Eter quisieron y pudieron ser diferentes. Ese desafío es, quizás, que ahora arribe un período, nuevo, de construcción de otro modo de premiar. Y de descubrir las nuevas maneras de hacer Radio.

El premio Martín Fierro dedicará una ceremonia televisada a la Radio. Sólo a la Radio. Esa fue la consigna histórica que impusimos desde los Eter. Todos los rubros que allí se premiarán fueron creados en las sucesivas votaciones que realizamos, y que los trabajadores y oyentes votaron cuando nadie, literalmente, desde los otros medios, hablaba de distinguir sólo a la Radio.

Hoy queremos que esa costumbre de festejar la Radio continúe, pero no de cualquier forma sino para sumarle desafíos. Para ser testigos de los cambios que el medio tendrá, sin ninguna duda; y para dar cuenta, resaltar, valorar y estimular todo lo creativo y talentoso que puede ser la Radio cuando se la quiere y se la cuida. Este es el desafío que nos proponemos y por el cual atenderemos a todos los que participaron en las sucesivas ediciones de la distinción, porque, en definitiva, es a ustedes a quienes el Premio debe su existencia. Son ustedes esa riqueza que funciona como una energía renovable dentro de la Radio. Oyentes y trabajadores.

En síntesis, en 2017 se relanzarán los Premios Eter. Por ahora, celebramos que los Martín Fierro hayan decidido recoger alguna parte de lo que construimos en los últimos once años.

En pocos meses, los Eter volverán a su construcción y valoración propias.